sábado, 4 de febrero de 2012

Envenenado en Cardington Crescent

SINOPSIS

Por enésima vez, el crimen se apropia de los elegantes barrios londinenses y el inspector Pitt se ve obligado a intervenir. Sin embargo, en esta ocasión, se trata de un asesinato particularmente doloroso para el inefable inspector y su perspicaz esposa Charlotte, ya que la víctima es el esposo de Emily, la querida hermana de Charlotte. Pero la tragedia no acaba ahí, ya que a continuación se produce otra muerte en extrañas circunstancias...

CRÍTICA

He leído muchas novelas de Anne Perry, especialmente de dos de sus series más conocidas la del inspector Pitt y su esposa Charlotte y la del policía Monk y la enfermera Hester. En ambos casos, la escritora ha sido muy prolífica: de la primera de ellas ha producido cerca de treinta títulos y de la segunda cerca de la veintena. Manejando estas cifras, es completamente premeditado utilizar el verbo producir en lugar de escribir. Por otra parte, en una crítica anterior ya comenté que esta mujer pertenece a una "iglesia rara" y que a medida que han pasado los años, sus novelas se han ido desvirtuando al perder componentes de la novela de misterio para ganar en párrafos llenos de insufribles homilías.

Sin embargo, revisando la biblioteca de mi flamante kindle (gracias a mi hermanita), decidí animarme con este título de la autora: "Envenenado en Cardington Crescent". Las razones fueron varias, resulta una lectura fácil de seguir para cortos trayectos en el metro, se trata de uno de los primeros tomos de la serie que me faltaban por leer y además la historia trata de uno de los personajes recurrentes de la saga de Pitt y Charlotte: Emily, la hermana pequeña de ésta. Tras leerlo, vuelvo a reiterarme casi completamente en lo que comentaba previamente.

Es cierto que en este caso apenas abundan las moralinas religiosas. Por otra parte, me ha parecido muy bien hilada y desarrollada la investigación que realiza el inspector Pitt. Vuelvo a alabar también la manera en la que Perry describe el Londres victoriano, no resultando nada difícil imaginarse al lado del protagonista caminando por las neblinosas calles de la ciudad, interrogando a prestamistas, sirvientes, criados, pilluelos, vendedores callejeros etc...

Sin embargo, en general me ha resultado difícil de entender las descripciones tanto físicas como de motivaciones y conducta que realiza la escritora de los distintos personajes. Además, la resolución del caso vuelve a parecerme terriblemente abrupta, como si ésta hubiera dependido exclusivamente en el número de páginas alcanzadas en lugar de basarse en las necesidades de la trama.

En resumen, hasta el final estaba decidida a concederle el indulto pero con semejante final, (abrupto y para colmo incomprensible), tratándose además de una novela de misterio, me temo que no le adjudico un aprobado.

PUNTUACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario